miércoles, 15 de febrero de 2017

El Balneario de Santa Elena, más cerca de su rehabilitación


   El alcalde no dejará de “luchar” hasta conseguir los doce millones que necesita.

   No pierde la esperanza. El Ayuntamiento de Santa Elena busca a “toda costa” financiación para rehabilitar el antiguo balneario de La Aliseda y convertirlo en una nueva infraestructura hotelera y turística para el municipio. Doce millones de euros necesita y su alcalde, Juan Caminero, está convencido de que lo puede lograr. Para ello, el regidor tiene prevista una reunión, hoy, con la subdelegada del Gobierno, Francisca Molina, con el propósito de solicitarle que el Ministerio de Fomento le dé el visto bueno a una subvención con cargo al 1,5 % Cultural. El objetivo de su petición es que el Gobierno Central incluya la ayuda en los Presupuestos Generales de este año.

ADECUACIÓN. Estado actual del antiguo balneario de
Santa Elena, en el entorno de La Aliseda.
   De conseguir el apoyo, la Administración local tendría cubierta cerca del 60 por ciento de la inversión. Según indica el alcalde, el 40 por ciento restante está garantizado con la financiación privada, que se muestra muy entusiasmada con el proyecto. “Contamos con dos o tres empresas privadas que aportarían el resto. Ahora sí, siempre y cuando la inversión pública llegue”, recalca el regidor de Santa Elena. Los beneficios del inmueble son “incontables”, según asegura el máximo responsable municipal. “Generaría más de cincuenta puestos de trabajo, que vendrían muy bien para la juventud de nuestro pueblo, muy castigada por el desempleo”, explica Caminero. Asimismo, supondría “la puesta en valor del entorno de La Aliseda, un paraje que recibe al año más de cuarenta mil visitas, por su estratégica ubicación”, subraya.

   Mientras llegan los fondos necesarios para revitalizar el antiguo centro de aguas termales —cuyo proyecto da vueltas desde 1993—, el alcalde de Santa Elena aporta “su granito de arena” con el fin de que el municipio se convierta en un referente turístico. “Restauramos el puente de San Pedro y las fuentes de San José y la Salud, ubicadas en este entorno. Además, hemos acondicionado una Casa Rural, lo que fue la antigua Casa del Pueblo, que está prácticamente acabada. Paralelamente, vamos a adjudicar dieciocho huertos sociales en la zona, por lo que aumentaría aún más el valor de La Aliseda”, detalla el alcalde y añade: “El balneario sería la salvación para este pueblo castigado por el desempleo”.

   
El Balneario de La Aliseda fue uno de los destinos de moda mientras estuvo abierto, hace ahora casi un siglo. Sus clientes eran de lo más distinguido, miembros de la nobleza y de las mejores familias españolas que se sentían atraídos por la bondad de sus aguas curativas. Ahora su reapertura supone un proyecto “muy ambicioso”, pero no imposible. Da vueltas desde 1993, cuando el Ayuntamiento encargó la redacción del documento. En 2001, el Ministerio de Fomento aprobó, en el marco del programa del 1% Cultural, una subvención a fondo perdido del 50 por ciento del total. Un año más tarde, la Diputación Provincial también aprobó una ayuda de más de cien mil euros. Incluso, el Ayuntamiento consiguió que las 25 hectáreas de la finca donde se alzaba el inmueble pasara a ser de su propiedad en 2007. Pese a todos los incentivos, el proyecto no se ejecutó. Ahora, el actual alcalde, Juan Caminero, no pierde la esperanza y luchará —afirma— hasta verlo convertido en realidad. En el encuentro de hoy le insistirá a la subdelegada para que apoye el proyecto y vea, finalmente, la luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario