domingo, 18 de noviembre de 2012

Un conductor ebrio origina dos choques al circular a contramano

Comportamiento muy peligroso. J. C. A., el conductor ebrio que ayer causó dos accidentes de tráfico sin heridos en la A-4 a su paso por Santa Elena, se encuentra detenido como presunto autor de tres delitos. En uno de los choques su furgonetas colisionó con un autobús lleno de pasajeros.

La conducta del hombre, de cuarenta y cuatro años, pudo ocasionar una tragedia. El relato de la Guardia Civil de Tráfico es ilustrativo de la gravedad de los hechos. Según estas fuentes, el automovilista se incorporó a la autovía con su furgoneta en el Restaurante La Teja —situado junto a la salida 241 en Venta de Cárdenas (Ciudad Real)—. Circuló en sentido contrario por la calzada que va hacia Madrid. 
En torno a las tres y media de la tarde se adentró en la provincia de Jaén y pasó por los túneles de Santa Elena. A la altura del kilómetro 249 el automóvil colisionó de manera lateral con un autobús —que cubría la línea entre Granada y la capital del país— ocupado por cincuenta y cinco personas. Aun así, el “kamikaze” prosiguió su trayectoria y en el kilómetro 252 originó otro choque, más leve, con un segundo vehículo. En ninguno de los casos hubo heridos. Pese a ello, continuó hasta que los agentes del Instituto Armado lo detuvieron, aproximadamente a la altura del 258. De acuerdo con la información facilitada por la Benemérita, la distancia cubierta a contramano por el hombre ronda los diecisiete kilómetros.