miércoles, 13 de agosto de 2014

Diputación realiza mejoras en el Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa en su quinto aniversario de apertura

La mejora de la instalación eléctrica, el repintado de paredes o la reparación de elementos exteriores conforman este conjunto de actuaciones dotado con 17.000 euros
El Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa, ubicado en el término municipal de Santa Elena, está siendo objeto de varias actuaciones de revisión y mejora desarrolladas por la Diputación cuando se acaban de cumplir cinco años de su apertura. “Trabajos que se suman a las muchas acciones de promoción que hemos realizado para poner en valor este espacio, puerta de entrada y parada imprescindible de la Ruta de los Castillos y las Batallas”, explica la diputada de Empleo, Promoción y Turismo, Ángeles Férriz, que cifra en 50.000 los visitantes que han pasado por este centro, ubicado junto a la autovía Bailén-Madrid, por la que se accede a Andalucía por Despeñaperros.

Esta serie de actuaciones, dotadas con una inversión de 17.000 euros, ha incluido la mejora de la instalación eléctrica, con la renovación de algunos elementos del alumbrado tanto externo como interno; además se ha optimizado la instalación informática, incluyendo la sustitución del módulo de una de las mesas táctiles interactivas por uno de mayores prestaciones. A estos trabajos se suman otras acciones de “puesta a punto general” como el pintado de algunas paredes y muros; el desbrozado –quitando hierbas y malezas– de zonas exteriores y la reparación de algunos elementos dañados por el uso, como bancos, rodapiés o toldos.

Construido por la Diputación, el Gobierno de España, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Santa Elena, este museo abrió sus puertas el 17 de julio de 2009. El centro ofrece un contexto histórico sobre la contienda que sucedió en este mismo entorno en el año 1212: información sobre las personalidades históricas implicadas, las caravanas de los contingentes, los campamentos de ambos ejércitos o reproducciones de armas e indumentarias acercan al visitante esta batalla, así como la trascendencia histórica que tuvo, con el objetivo de invitar a reflexionar sobre los conflictos que vivimos en la actualidad y realizar una contribución a la cultura de la paz.

Además de la visita a la exposición, en este centro se proponen otras actividades añadidas como rutas de senderismo por el campo de batalla, el Parque Natural de Despeñaperros o diversos talleres. Férriz destaca el valor de este museo como puerta de entrada a la provincia de Jaén y a la Ruta de los Castillos y las Batallas, “itinerario que constituye una de las mejores maneras de acercarse al ‘paraíso interior’, dado que estamos en la provincia que mayor concentración de castillos, fortalezas y atalayas tiene de toda Europa”.