domingo, 11 de mayo de 2014

Dos hechos bélicos cruciales se hermanan en Santa Elena

La plaza del Ayuntamiento de Santa Elena, cuyo centro está presidido por una gran estatua del rey Carlos III, fundador de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, se convirtió en escenario del hermanamiento de las históricas batallas de las Navas de Tolosa y Bailén, ocurridas en suelo jiennense. Todo fue fruto del acuerdo entre la Orden de Caballeros Ballesteros de la Santa Vera Cruz del Rey Fernando III de Santa Elena y la Asociación Histórico Cultural General Reding de Bailén.
También participaron los dos ayuntamientos. El presidente de la orden santaelenera, Nicolás Callejas y Sánchez, expresó que la iniciativa surge de un proyecto cultural denominado Camino Real, basado en una vereda que le enseñó el pastor Martín Halaja a los cruzados en la batalla de las Navas de Tolosa. El objetivo de este hermanamiento hizo referencia a “ensalzar las dos batallas que cambiaron la historia de España y ambas tuvieron como escenario la provincia de Jaén”. Además, fueron vecinos de Santa Elena los que retuvieron a los franceses antes de la batalla de Bailén.
Las empezaron con unas jornadas de puertas abiertas de la Casa de las Órdenes, ubicada junto a la parroquia de la Emperatri Santa Elena. Posteriormente, se produjo la llegada del contingente de tropas de Bailén, que realizaron la simulación de un enfrentamiento entre tropas militares francesas y personal femenino de la Puerta de Andalucía.