martes, 15 de julio de 2014

Cuatro centros, preparados para luchar contra el fuego

El Cedefo de Santa Elena tiene como zona de actuación preferente a Sierra Morena y los Parques Naturales de Sierra de Andújar y Despeñaperros
El delegado territorial de Agricultura y Medio Ambiente, Julio Millán, visitó los Centros de Defensa Forestal (CEDEFO) de la provincia, en los que se posiciona el grueso de los recursos de extinción del dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales de Andalucía, el Plan Infoca. Estas infraestructuras son: Vadillo, Navalcaballo, Santa Elena y Huelma, todas ellas ubicadas en zonas de importancia forestal, y próximas a vías de comunicación que facilitan el rápido desplazamiento de los efectivos.
Así, el Cedefo de Santa Elena tiene como zona de actuación preferente a Sierra Morena y los Parques Naturales de Sierra de Andújar y Despeñaperros, abarcando una extensión de 498.819 hectáreas. Navalcaballo, en Orcera, prioriza el área de la Sierra de Segura, dentro del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, y las estribaciones más orientales de Sierra Morena, con una superficie de 169.334 hectáreas. Vadillo, en el término de Cazorla, tiene como zonas de actuación preferente las Sierras de Cazorla y Las Villas, incluidas en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, además de la sierra suroriental de la provincia, en total, 494.819 hectáreas. Por último, el Cedefo de Huelma cubre la Sierra Sur de la provincia, incluido el Parque Natural de Sierra Mágina, lo que suma 474.188 hectáreas de actuación.
Millán destacó la importancia de estos cuatro centros operativos del Plan Infoca, desde donde se despachan los medios terrestres de extinción, formado por 833 profesionales y 20 vehículos pesados, así como los medios aéreos provinciales.

lunes, 14 de julio de 2014

La Junta aporta 655.000 euros para empleo en el Parque de Despeñaperros

Se invirtieron en 2013 y se esperan nuevas aportaciones este ejercicio
La Junta de Andalucía ha contribuido con 655.000 euros a la generación de más de 8.000 jornales a lo largo del pasado ejercicio en el Parque Natural de Despeñaperros (Jaén), cuya Junta Rectora se ha reunido este lunes.
En concreto, según ha informado la Junta, la administración autonómica ha invertido 124.000 euros a través del Plan de Choque por el Empleo que han generado 570 jornales en la ejecución de tratamientos selvícolas y en actuaciones de mejora en el patrimonio rural, como en la casa forestal de Valdeazores.
Además, gracias a otros programas de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se han llevado a cabo, con un presupuesto de más de 530.000 euros, aprovechamientos forestales de madera, corcho y leña que han supuesto 4.890 jornales, y tratamientos selvícolas, trabajos de conservación del patrimonio y prevención de incendios, con un total de 2.285 jornales.
Estas inversiones han sido uno de los aspectos que ha puesto de relieve la delegada del Gobierno andaluz, Purificación Gálvez, en el transcurso de la reunión de la Junta Rectora del espacio protegido, a la que también ha asistido el delegado territorial de Agricultura y Medio Ambiente, Julio Millán, y donde se ha abordado la memoria de actividades de 2013, la presentación del nuevo presidente, José María Suárez Gallego, o la modificación de los límites del paraje natural de la cascada de La Cimbarra, entre otras cuestiones.
Gálvez ha querido subrayar que la Junta "ha seguido atenta a las necesidades de este parque y ha seguido apostando por él, por su conservación y su promoción, por su mejora tanto en infraestructuras como en servicios", y además, "gracias a esta labor", ha contribuido "a la generación de oportunidades laborales, una prioridad para el Gobierno andaluz", según ha apostillado.
Con vistas a este ejercicio, el Ejecutivo autonómico va a continuar "impulsando iniciativas y desarrollando aquellos proyectos requeridos por el parque", entre otros, los previstos en el Plan de Choque para realizar actuaciones dirigidas a reformar los senderos de uso público, mejoras cinegéticas y actuaciones de conservación de flora y fauna.
Además, se continuará con las intervenciones de prevención de incendios, restauración de hábitat y mejora del equipamiento público, y se seguirá "facilitando los aprovechamientos forestales y generando empleo", según ha avanzado la delegada, que ha destacado además, "como novedad", el que "se va a permitir el aprovechamiento de la resina, continuando con otros ya consolidados como el de la madera, que desde 2009 ha permitido actuar en 750 hectáreas y ha generado 13.000 jornales".
En el marco de la junta rectora se ha abordado, igualmente, la propuesta para reducir los límites del paraje natural de la cascada de La Cimbarra a instancias de la Delegación Territorial de Agricultura y Medio Ambiente, coincidiendo, además, con la apertura de los trámites para la declaración de este enclave y las Cuencas del Rumblar, Guadalén y Guadalmena como Zonas Especiales de Conservación, y la aprobación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del paraje natural Cascada de La Cimbarra.
De esta forma, según subraya la Junta, "se evitará tener que recurrir a excepcionalidades para autorizar la actividad cinegética en una zona donde se ha realizado la misma de forma tradicional, pero que entra en colisión con el régimen establecido en la legislación para este espacio natural protegido".
En este sentido, tanto los cotos 'Las Labores' como 'Navalacedra' verían reducida su superficie dentro del paraje y, al mismo tiempo, sus titulares no tendrían que pagar la tasa correspondiente a las hectáreas detraídas de la superficie total. Una vez modificados los límites, se segregaría la superficie de los cotos incluida dentro del paraje natural, quedando así prohibida la actividad cinegética dentro del mismo de forma definitiva.
Por otro lado, desde la Junta se señala que la superficie que quedaría fuera del paraje natural con la nueva delimitación mantendría su protección a través de las Zonas Especiales de Conservación Cuencas del Rumblar, Guadalén y Guadalmena.

lunes, 7 de julio de 2014

Serrano participa en la suelta de Kot, el octavo ejemplar de lince ibérico que se libera en el valle del Guarrizas este año

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, acompañada de la delegada del Gobierno, Purificación Gálvez, y del delegado territorial, Julio Millán, ha participado en la suelta de un ejemplar de lince ibérico, Kot, en el paraje conocido como Dehesa de las Yeguas, en una finca pública propiedad del Ayuntamiento de Vilches (Jaén) en el valle del Guarrizas. Kot es un cachorro macho nacido en el centro de cría de Las Olivillas, situado en el municipio jiennense de Santa Elena.

Esta acción se enmarca en el IV proyecto europeo Life Iberlince  “Recuperación de la distribución histórica de lince ibérico en España y Portugal”, coordinado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía. Una iniciativa que pretende lograr la reproducción natural de los ejemplares y favorecer su asentamiento en esta zona. Este ambicioso programa cuenta con un presupuesto de más de 34 millones de euros, de los que la Unión Europea aporta 20,9 millones. De ellos, el Gobierno andaluz ejecuta en la actualidad 15,9 millones de euros.

Con esta liberación, ya son dieciséis los linces reintroducidos en el medio natural en lo que va de año en las dos áreas escogidas para ello, Guarrizas y Guadalmellato.  Ambos espacios naturales han sido seleccionados por la calidad de sus hábitats, el fuerte apoyo social al proyecto y la alta densidad de conejos; principal alimento del felino más amenazado del planeta. A ello habría que unir las primeras sueltas en otras comunidades autónomas como Extremadura o Castilla-La Mancha y la firma de un nuevo convenio de colaboración con la región de Murcia para que entre a formar parte como beneficiario asociado del proyecto.

Durante la suelta, Serrano ha subrayado que esta actuación es posible gracias a la buena marcha del programa de cría en cautividad que se desarrolla en Andalucía y a la positiva evolución que mantienen las poblaciones de lince en el medio natural de la región. Según Serrano, iniciativas como ésta “demuestran el compromiso de la Junta de Andalucía en la preservación del lince ibérico, una labor reconocida por la Unión Europea que ha permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro crítico de extinción”. 

En la actualidad, los censos realizados durante 2013 por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio han registrado una población de 332 ejemplares de lince ibérico en Andalucía, triplicándose la cifra de 2002 cuando se inició el proyecto Life Iberlince.

Para la consejera, la conservación de especies tan emblemáticas como el lince ibérico se está convirtiendo en una fuente importante de generación de empleo y actividad económica. En este sentido, la titular de la Consejería ha informado que gracias a esta iniciativa se han creado 31 puestos de trabajo fijos y un total de 29.740 jornales entre las zonas linceras de Huelva, Córdoba y Jaén.  A ello, hay que sumar la licitación por un importe de 6.816.063 euros de trabajos forestales para la mejora de hábitats (desbroce, podas, etc.), de los que se han beneficiado 486 pymes andaluzas. Además, el lince ibérico tiene un atractivo importante para los amantes de la naturaleza. Prueba de ello es la existencia de empresas de guías de la naturaleza en Doñana y Sierra Morena que ofrecen la posibilidad de ver linces, y de establecimientos hoteleros y de restauración que se benefician de la afluencia de visitantes.