sábado, 5 de septiembre de 2015

El radar de tramo de Despeñaperros multa el triple que los otros 12 fijos de Jaén juntos

Pone 29 sanciones al día, un tercio de todas las que se producen en Jaén, pero no está entre los 25 que más fotos hacen en España, según datos de Automovilistas Europeos

El radar de tramo de la A-4 en el paso de Despeñaperros es el que más multa de Jaén. Con diferencia. Prácticamente pone el triple de multas que los otros doce radares fijos que la DGT mantiene activos en la provincia. 'Salta' 29,5 veces al día de media, para llegar a las 10.796 sanciones en un año -el pasado- según datos facilitados por Automovilistas Europeos Asociados. Desde que se instaló en la Autovía del Sur en 2012 coincidiendo con la inauguración del nuevo trazado, la siniestralidad en lo que durante décadas fue uno de los puntos negros de la red nacional de carreteras es prácticamente cero.

En todo el año pasado se pusieron en la provincia 29.689 sanciones por exceso de velocidad, entre radares fijos y móviles. Más de un tercio de todas esas multas se deben al radar de tramo de la A-4 en la entrada de Andalucía.

Según datos de Tráfico, en 2014 los radares fijos de Jaén propiciaron 13.382 sanciones. Las otras 16.000 denuncias partieron de los radares móviles de la Guardia Civil y de uno que Tráfico presta a policías locales. Pero en contra de la leyenda negra que corre por la red, el de Despeñaperros no está entre los radares que más 'cazan' de España. Ni siquiera aparece entre los 24 primeros, en una clasificación que lidera un cinemómetro de tramo en Las Pedrizas (Málaga) en la A-45 que denunció en 2014 a 62.826 conductores.

Tras el de Despeñaperros el radar fijo más activo es el del kilómetro 42,6 de la A-44, instalado en sentido Bailén en un pórtico de la autovía cerca de la salida de Jaén hacia la Avenida de Granada, con 1.420 denuncias. También a la altura de la capital jienense pero en sentido Granada funciona otro en el kilómetro 39 que cazó a 660 conductores que corrían demasiado en un año (es el cuarto de la provincia que más sanciona).

Los otros radares más activos de Jaén están en el kilómetro 55 de la A-306 cerca de Torredonjimeno (808 denuncias), el de la A-316 en el polígono de Mancha Real (kilómetro 37, 303 denuncias), y el de la A-302 en la carretera de Linares a la A-44 por Jabalquinto (kilómetro 13, 103 denuncias).

Por contra, el que menos multa de toda la provincia es el del kilómetro 391 de la N-432 en Alcalá, con 14 sanciones en un año. Allí había un punto negro con una terrible lista de accidentes que se solucionó con obras en el firme, mejor señalización y con un radar fijo.

Críticas a Tráfico

«Desde hace 23 años venimos denunciando el mal uso que se hace de los radares por parte de la DGT porque deberían tener un fin preventivo y no recaudatorio. Sin embargo vemos como cada vez hacen más caja», apunta Mario Arnaldo, presidente de la organización Automovilistas Europeos Asociados, un colectivo que ha facilitado los datos del número de sanciones por cada uno de los radares de Jaén.

A principios de año, la DGT rebajó el límite de denuncia de toda su red de radares fijos y también de los móviles de la Guardia Civil. El cambio significa reducir a el límite a partir del cual el radar se activa y fotografía la matrícula del infractor. Antes, ese margen solía oscilar entre 10 y 20 kilómetros por hora una vez sobrepasado el máximo permitido en ese tramo. Dicho de otro modo, el radar de Jabalquinto, donde el límite de la carretera es de 80, empezaba a multar a partir de 100.

Esa horquilla que se aplicaba antes era discrecional, es decir, lo fijaban las jefaturas locales de la DGT utilizando criterios como el tipo de vía, la siniestralidad o el volumen de circulación, por lo que era distinto según el radar y la provincia. Con ello, se compensaba el margen de error de los cinemómetros de Tráfico y también el del cuentakilómetros de los vehículos.

A principios de años se introdujo un sistema igualitario para todos los radares de la DGT.

del Ladillo]

Para los responsables de la DGT, ese sistema presentaba principalmente dos problemas. El primero, el agravio comparativo entre provincias. El segundo, que las infracciones más leves, las que superaban por poco el límite, se escapaban sin castigo, mientras que, para el resto, no existía tolerancia alguna.

La nueva operativa hace tabla rasa y utiliza el mismo criterio para todos, sin distinguir entre leves y graves excesos de velocidad a la hora de activar el radar (obviamente, el importe de la multa y la pérdida de puntos sí es diferente). A unos y a otros les aplica el descuento de siete. Si el límite de velocidad es inferior a 100 km/h, se restan 7 km/h. Si es superior a 100 km/h, se descuenta un 7%.

Tras estudiar el comportamiento de sus 847 cinemómetros, la DGT ha llegado a la conclusión de que, aplicando ese descuento, se elimina por completo el margen de error y se puede garantizar que el conductor ha infringido el límite de velocidad. Volviendo al ejemplo del radar de Jabalquinto: ahora, el dispositivo se activa a partir de 80 km/h, que es el máximo permitido en ese tramo de la autovía, pero no empieza a multar hasta los 88 km/h. Las cuentas están claras: 88-7=81.

Las cuentas

Para saber el margen de denuncia de los radares situados en zonas limitadas a 100, 110 o 120, basta con hacer un sencillo cálculo: multiplicar la velocidad real por 0,93. En adelante, la multa en esos tramos llega a partir de 109, 120 y 131, respectivamente.

«El éxito de los radares fijos no está en recaudar más cada año ni en imponer más sanciones, sino en evitar más accidentes de tráfico. Llevamos muchos años exigiendo una buena señalización de los lugares donde están ubicados», señala Mario Arnaldo, cuya asociación cuenta con más de 50.000 conductores asociados en todo el país.


EL 'TOP FIVE' DE LOS RADARES DE LA PROVINCIA
1. El radar de tramo de Despeñaperros es el que más multa, con más de 70% de las sanciones que ponen los 13 'fijos'.

2. El pórtico de la salida a Jaén por Avda. Granada en la A-44 soporta un radar.

3. En la carretera A-306, cerca de Torredonjimeno.

4. En sentido Granada por la A-44 a la altura de Jaén hay otro radar de pórtico muy activo.

5. El radar del polígono de Mancha Real por la A-306 pone 303 multas al año.